La colisión deontológica entre la ética profesional y la moral social

Bentham allá por los años mil ochocientos establecía lo que para la época significaría un término bastante novísimo “deontology” o deontología en su adecuación a nuestro tan enriquecido español. Cómo todo filósofo y padre del utilitarismo Bentham, mencionó esto último puesto que este célebre londinense formuló esta teoría en relación a sus constantes críticas al sistema judicial inglés. El utilitarismo preconizaba que “todo acto humano, norma o institución, deben ser juzgados según la utilidad que tienen, esto es, según el placer o el sufrimiento que producen en las personas”. Justamente a raíz de dicho pensamiento es que emerge el pensamiento deontológico del sentimiento ético-moral sobre la actuación gubernamental en relación a los civis.

La Maestra investigadora Moreno Luce en su artículo sobre la deontología jurídica (la más tratada dentro de las ramas deontológicas) advierte desde ya el modismo que viene viviendo la deontología y es que al parecer ha pasado de ser un tema latoso a un tema clave y fijo en todos los certámenes y/o eventos académicos que son dirigidos en su mayoría a jovenes y ansiosos estudiantes universitarios, aunado a ello la coyuntura actual-vivencial del fenómeno de la corrupción hace que almenos se dedique un tiempo para dar algún tipo de recomendaciones sobre el buen actuar profesional.

Los colegios profesionales sin lugar a dudas recogen estos conceptos priorizando el respeto de la ética como un valía que diferencia a un profesional de otro, de este modo a través del establecimiento de normas positivizadas como códigos deontológicos o códigos de ética buscan limitar la actuación del profesional para que en tal ejercicio (profesional) sea permisible o no algo. Entramos entonces en los dilemas Kelsenianos sobre por ejemplo la justicia, lo justo para algo es injusto para el otro siempre que a la par ambos se encuentran sedientos de justicia, el alcanzar uno, inmediatamente restringe al otro. Platón identifica justicia con felicidad cuando afirma que sólo el justo es feliz y desdichado el injusto. Sin embargo aclara el autor que muchas veces el justo no encuentra  felicidad y el injusto feliz.

El establecimiento limitativo de funciones de los profesionales correspondería entonces a algo anti-moral, pues nadie es quién para determinar que conducta es buena o mala, quién es un buenhechor y quién un malhechor (ética), bueno tal vez solo Dios.  Sin dejar en el aire la duda de que no se menciona la in-moralidad pues esta última es la falta de moral, sin embargo la primera hace referencia a la anti-moralidad, toda vez que se hace expresa la contravención a la moralidad. Sé que tal vez esto parezca un juego de palabras pero no deja de ser cierta la diferenciación semántica.

Fuentes:

KELSEN, Hans. (2001). ¿Qué es la justicia?
ÁVILA, Alfonso.(2008) ¿Qué es la Justicia? de Hans Kelsen, Fronesis, Caracas
DRIESCH, Hans. (1971) El hombre y el mundo, Centro de Estudios Filosóficos UNAM, México.
PEINADOR, Antonio. (1972). Moral Profesional. Biblioteca de Autores Cristianos, Madrid.
MORENO, Marta.(2014). La deontología jurídica. Disponible en: //www.miguelcarbonell.com/artman/uploads/1/la_dentologia_juridica.pdf
GARCÍA, Angel. (2007).  Ética y Deontología. Disponible en: //gredos.usal.es/jspui/bitstream/10366/119365/1/EB19_N159_P67-75.pdf

El linchamiento a la peruana, una respuesta la defectuosa administración de justicia en el país.


Hoy me he cuestionado un poco la providencia del término Linchamiento. Durante la guerra civil estadounidense o Guerra de Secesión, de 1861 a 1865, se calcula que más de 5,000 personas fueron ejecutadas en los Estados Unidos por turbas, sin que se llevara a efecto el debido proceso legal, es decir careciente de algún debido proceso o que por lo menos garantizara justicia.

En el estado de Virginia, un juez llamado Charles Lynch estaba a favor de la independencia de los Estados Unidos Americanos. En su celo por “hacer justicia”, Lynch puso en boga (moda) un método en contra de los leales a la corona británica, que consistió en acusarlos y ejecutarlos tumultuariamente, sin un debido proceso legal, justificándose bajo el argumento de una necesidad de guerra.

La “Ley de Lynch” no era otra que la de hacer justicia por mano propia, sin ninguna formalidad judicial, a quienes eran considerados contrarios a los independentistas. “Linchamiento” es el término que deriva de estos acontecimientos históricos y la Real Academia Española lo define como “Ejecutar sin proceso y tumultuariamente a un sospechoso o a un reo”.  Linchar en definitiva es “ejecutar”, sinónimo de “ajusticiar”, “dar muerte al reo”; lo que para merecer ese término debe ocurrir en forma tumultuaria y sin ningún proceso judicial. Es, sin duda, una acción radical fuera de la ley regular que, como es sabido, prohíbe la justicia por mano propia y otorga al reo el derecho al debido proceso.

En el contexto de la guerra civil norteamericana, es evidente que la “Ley de Lynch” surgió como una respuesta social ante la ausencia del Estado, por la debilidad de este para poder imponer la autoridad de los órganos de justicia o por la propia “necesidad de la guerra”.

En la actualidad los linchamientos en el contexto peruano tienden a ser como bien menciona Antonio Peña Jumpa ” justicia de mano propia”  es decir el empoderamiento popular para castigar lo que la costumbre indica es algo injusto.  Este mismo autor menciona una novación en esta forma de administrar justicia, la que  también es la Justicia Comunal. Siguiendo la experiencia de comunidades Aymaras de Puno,  afirmar Peña  que la Justicia Comunal consiste en un conjunto de sistemas de resolución de conflictos que ocurren en los ámbitos de la familia, de la comunidad, de la relación ente familia y comunidad y de la interrelación entre dos o más comunidades.

Se concluye que el linchamiento no es lo mejor, pues no es garantista. Pero es lo que hay debido a la debilidad del gobierno peruano, y surge como respuesta ante un órgano judicial lento en su administración de justicia y que en la mayoria de casos no cumple con administrar debidamente la justicia.

Fuentes:

La justicia popular y la justicia comunal como alternativas en el Perú

 

 

Ataques de ransomware en Perú

El ransomware (también conocido como rogueware o scareware) restringe el acceso a su sistema y exige el pago de un rescate para eliminar la restricción.  El ransomware lo crean estafadores con un gran conocimiento en programación informática. Puede entrar en su PC mediante un adjunto de correo electrónico o a través de su navegador si visita una página web infectada con este tipo de malware. También puede acceder a su PC a través de su red.   Los ransomware suelen ponerse en contacto con un servidor central para obtener la información que necesita para activarse y comenzar a cifrar los archivos en la computadora infectada con esa información.

Read more “Ataques de ransomware en Perú”

La teoría de las ventanas rotas

Philip Zimbardo, psicólogo social de la Universidad de Stanford, llevó a cabo en el año 1969 un interesante experimento que devino teoría gracias al trabajo de James Wilson y George Kelling. Se vino a llamar “La Teoría de las Ventanas Rotas”. Y vale mucho la pena conocer en qué consiste porque su aplicación cubre amplias áreas de nuestra vida.  Vamos al año 1969, el experimento consistía en abandonar un coche en el deteriorado barrio del Bronx de aquella época: pobre, peligroso, conflictivo y lleno de delincuencia. Zimbardo dejó el vehículo con sus placas de matrícula arrancadas y con las puertas abiertas para simplemente observar qué ocurría. Y sucedió que al cabo de tan solo diez minutos, el coche empezó a ser desvalijado. Tras tres días ya no quedaba nada de valor en el coche y a partir de ese momento el coche fue destrozado.

Read more “La teoría de las ventanas rotas”

El rol de la universidad en la investigación: El derecho a investigar

En esta entrada, lejos de publicar anécdotas sobre el derecho informático y otros símiles, me dedicaré a hablar sobre algo un poco raro que me pasó hace poco a propósito de la nueva decisión de mi vida de ponerme a estudiar la carrera de psicología (y con esto enmarco un poco la nueva temática de mi blog personal). Ocurre que hace pocos días y en mis primeras semanas de clases dentro de la facultad en que se acerca un señor al aula (supongo una autoridad universitaria) a informarnos sobre la semana del psicólogo y las actividades que se realizarían propias de agasajar y fomentar un espacio de entretenimiento entre los pueriles estudiantes de todos los ciclos de la carrera, algo que concitó mucho mi atención dentro de las actividades fue la del Concurso de Trabajos de Investigación, y claro la mayor parte de mi vida universitaria o al menos en la vida universitaria que hice encontrándome en la carrera de derecho la dediqué a la investigación, formación de talleres, círculos de estudios (aprovecho el cherry para mi Grupo Académico “LEX IMPERIUM” de Ica) y participaciones en calidad de panelista (en algunos eventos académicos en la región) expositor, ponente estudiantil sobre todo en el Congreso Nacional de Derecho Penal y Criminología CONADEPC, del que ya hace algunos años gozo formar parte de la familia, pero bien no quiero hacer un inventariado del tema, si no protestar, pues al enterarme de este concurso, mi espíritu de investigación me puso inmediatamente a trabajar en ello, pasé al menos entre unas dos semanas y media a tres en la biblioteca de la universidad, propuesto en todo momento de poder ganar ese concurso con mi poca experiencia y hacerlo mucho más meritorio siendo estudiante del primer ciclo, acabada y ya en la semana de la psicología, pongo a presentación de mi tutora  mi trabajo de investigación, quien (supongo) por los  ajetreos propios de su función me dice que si le queda tiempo revisaría mi trabajo, (sé lo que piensan que horror), jajaja pero en fin, nunca le interesó revisar mi trabajo sin embargo me mencionó que creía que el concurso sería para alumnos de segundo ciclo en adelante.
Casi rendido me regresé a mi casa a bueno meditar de por qué no tomarían valor a mi investigación en la universidad y así me mantuve pensante todo ese día.. Pasaron así el sábado y el domingo, y llegó el lunes, y yo bastante decidido a que alguien de mayor jerarquía valorara mi investigación es así que recurrí a la Coordinadora de Escuela Profesional de Psicología, quien me horrorizó mucho mas que la tutora, al revisar mi investigación empezó a interrogarme, diciéndome inicialmente lo has hecho tu solo? a lo que respondo que si (supuse mal nuevamente que haberlo hecho solo sería mas meritorio), a lo que ella responde negativamente diciéndome que para el concurso solo valían exposiciones duales, yo me sorprendí y le dije que yo solo podría exponer los quince minutos del tema que daban a cada expositor, contundentemente me dijo nuevamente NO, mira tu lo has hecho con Sumario, y esto no es una investigación (si, si que es lo que habla esta loca, como va a decir que una investigación no es tal por tener un sumario) mencionando que eso no era una investigación, en la replica expliqué que incluso estaba pendiente de incluir algunos gráficos estadísticos sobre la población penitenciaria (al respecto de la investigación) lo que la exaltó diciéndome que no se usarían diapositivas, que se tendría que mandar a hacer un banner de un metro por sesenta centímetros, bueno dije y cuestioné ello y recalqué si podría participar, a lo que nuevamente me dijo que no, y yo casi en el suplicio de poder participar le propuse que se estimara mi participación como expositor, mas no como concursante, a lo que puntualizó que no siguiera insistiendo. A todo esto es que realizo el cuestionamiento de que tan importante es que la universidad sea realmente promotora de la investigación lo que ya es un tema bastante tocado.

¿Hasta que punto la universidad es promotora de la investigación?
La Nueva Ley universitaria es clara al respecto, el artículo 48 menciona a la letra:
Art. 48- La investigación constituye una función esencial y obligatoria de la universidad, que la fomenta y realiza, respondiendo a través de la producción de conocimiento y desarrollo de tecnologías a las necesidades de la sociedad, con especial énfasis en la realidad nacional. Los docentes, estudiantes y graduados participan en la actividad investigadora en su propia institución o en redes de investigación nacional o internacional, creadas por las instituciones universitarias públicas o privadas.
 
La universidad y su rol financista de la investigación
El articulo siguiente es claro al respecto y menciona que:
Art. 49 – Las universidades acceden a fondos de investigación de acuerdo con la evaluación de su desempeño y la presentación de proyectos de investigación en materia de gestión, ciencia y tecnología, entre otros, ante las autoridades u organismos correspondientes, a fin de fomentar la excelencia académica. Estos fondos pueden contemplar el fortalecimiento de la carrera de los investigadores mediante el otorgamiento de una bonificación por periodos renovables a los investigadores de las universidades públicas.  Dichos fondos permiten la colaboración entre universidades públicas y universidades privadas para la transferencia de capacidades institucionales en gestión, ciencia y tecnología, entre otros.
La imagen puede contener: una o varias personas y texto

Entonces la universidad debe financiar económicamente  aquellos proyectos de investigación o investigaciones que se presente como novísimas o que representen denodados esfuerzos de innovar, incluso la ley prescribe que debería ver de existir un fondo destinado a ello.

En conclusión la universidad debería de cuanto menos ser real partícipe del educando con capacidades investigativas, todo ello relacionado, ya que de ello dependerá el desarrollo y el prestigio de la casa de estudios, queda mi frustrante experiencia como parte de una crítica a la universidad peruana.

Fuentes:

  • CONGRESO DE LA REPÚBLICA DEL PERÚ,Ley  Nº 30220 “Nueva Ley Universitaria”,  en los vínculos referenciales:
  • CONGRESO DE LA REPÚBLICA DEL PERÚ:  “Aprobación de la Nueva Ley universitaria”, disponible via: //www4.congreso.gob.pe/pvp/leyes/ley30220.pdf
  • SUNEDU: //www.sunedu.gob.pe/nueva-ley-universitaria-30220-2014/
  • ABRAHAM TAIPE, Diario el Comercio, Perú, “Nueva Ley Universitaria: 10 puntos claves que debes conocer” – 29/04/2017, disponible en: //elcomercio.pe/politica/congreso/ley-universitaria-10-puntos-claves-que-debes-conocer-noticia-1718047

El Gobierno electrónico en el Perú

El Gobierno Electrónico, según la definicion brindada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), es el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), por parte del Estado, para brindar servicios e información a los ciudadanos, aumentar la eficacia y eficiencia de la gestión pública, e incrementar sustantivamente la transparencia del sector público y la participación ciudadana.
 
La Oficina Nacional de Gobierno Electrónico e Informática (ONGEI)
Es el Órgano Técnico Especializado que depende directamente del Despacho de la Presidencia del Consejo de Ministros (PCM). ONGEI, en su calidad de Ente Rector del Sistema Nacional de Informática, se encarga de liderar los proyectos, la normatividad, y las diversas actividades que en materia de Gobierno Electrónico realiza el Estado. Entre sus actividades permanentes se encuentran las vinculadas a la normatividad informática, la seguridad de la información, el desarrollo de proyectos emblemáticos en Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), brindar asesoría técnica e informática a las entidades públicas, así como, ofrecer capacitación y difusión en temas de Gobierno Electrónico y la modernización y descentralización del Estado.
BENEFICIOS DEL GOBIERNO ELECTRÓNICO
a) Para el Estado
  • Permite mejorar los procesos de gestión internos.
  • Mejora la comunicación y coordinación intrainstitucional e interinstitucional.
  • Genera espacios de trabajo colaborativo para brindar servicios.
  • En el plano de las políticas públicas, replantea el proceso de diseño, al tomar en cuenta, como nuevo como ponente, a las TIC.
  • Fortalece la innovación y modernización del Estado.
  • Mejora los procesos de formación y de desarrollo de capacidades.
b) Para el ciudadano
  • Permite obtener mejores servicios del Estado, con reducción de tiempo y de costos.
  • Permite fortalecer la transparencia de las entidades públicas.
  • Mejora la participación ciudadana al brindar nuevos espacios de diálogo horizontal, fomenta el control ciudadano (accountability) y, por ende, contribuye a la gobernabilidad.
c) Para las empresas
  • Les permite establecer relaciones comerciales con el Estado con mayor transparencia.
  • Agiliza los procesos de los trámites tradicionales sustituyéndolos por trámites en línea.
MARCO NORMATIVO DEL GOBIERNO ELECTRÓNICO EN EL PERÚ
 
Enlaces recomendados por el autor:
“UNA MIRADA AL GOBIERNO ELECTRÓNICO EN EL PERÚ La oportunidad de acercar el Estado a los ciudadanos a través de las TIC”, Presidencia del Consejo de Ministros Oficina Nacional de Gobierno Electrónico e Informática Lima, 2013. DESCARGAR

El Derecho al olvido en el Perú

El derecho al olvido es un derecho intimamente relacionado con el Habeas Data y la protección de datos personales y puede ser definido como aquel derecho que tiene el titular de un dato personal a borrar, bloquear o suprimir información personal de algún servidor, o base de datos, o repositorio de almacenaje. Cuando hablamos de derecho al olvido también puede definirse como el derecho que tiene el titular de un dato personal a borrar, bloquear o suprimir información personal que se considera obsoleta por el transcurso del tiempo o que de alguna manera afecta el libre desarrollo de alguno de sus derechos fundamentales.
Y… ¿Qué dice Google al respecto?
En su página web sobre Términos de privacidad y condiciones, aclaran literalmente:

El reciente fallo del Tribunal de Justicia de la Unión Europea tiene profundas consecuencias para los motores de búsqueda en Europa. El tribunal ha considerado que determinados usuarios tienen derecho a solicitar a los motores de búsqueda como Google que eliminen los resultados de consultas que incluyan su nombre. Para ello, los resultados mostrados deben considerarse inadecuados, irrelevantes o ya no relevantes, o excesivos.
Desde que esta sentencia se publicó el 13 de mayo de 2014, hemos estado trabajando contra reloj para cumplirla. Se trata de un proceso complicado porque necesitamos evaluar cada solicitud de forma individual y ponderar los derechos de la persona a controlar sus datos personales con el derecho del público a conocer y distribuir información.

¿Existe realmente el Derecho al Olvido en Perú? 
 RD Nº 045-2015-JUS_DGPDP.- Derecho al Olvido Peru Resolucion

Hace algunos días navegando por la web, me dí con la sorpresa de que existían precedentes de esta forma la web hiperderecho.org en una publicación de  Martín Borgioli analiza la resolución de la Dirección General de Protección de Datos Personales ha resuelto el primer caso donde se aplica la doctrina del  derecho al olvido en el Perú. Pues es el primer caso en que en una Resolución de marzo del año 2016, esta entidad administrativa que depende del Ministerio de Justicia le ordenó al buscador Google que ocultara ciertos resultados de búsqueda cuando alguien buscara el nombre de un ciudadano peruano. Decisiones similares han sido muy polémicas en otros países y, de seguro, acá también lo serán.



Dispositivos legales aplicables en la legislación Peruana: En primer término sería aplicable enteramente la Ley Nº 29733, Ley de Protección de Datos Personales (LPDP), sin embargo se han seleccionado algunos de sus articulados resaltantes para el caso en análisis.

El artículo 3 de la LPDP que regula el ámbito de aplicación dispone que:
“La presente Ley es de aplicación a los datos personales contenidos o destinados a ser contenidos en bancos de datos personales de administración pública y de administración privada, cuyo tratamiento se realiza en el territorio nacional ( .. .) “.
De igual forma, el artículo 3 del Reglamento de la LPDP que regula el ámbito de aplicación dispone que: Artículo 3 del Reglamento de la LPDP.-Ámbito de aplicación: “El presente reglamento es de aplicación al tratamiento de los datos personales contenidos en un banco de datos personales o destinados a ser contenidos en bancos de datos personales.
Artículo 5 del Reglamento de la LPDP.-Ámbito de aplicación territorial: Las disposiciones de la Ley y del presente reglamento son de aplicación al tratamiento de datos personales cuando: 1. Sea efectuado en un establecimiento ubicado en territorio peruano correspondiente al titular del banco de datos personales o de quien resulte responsable del tratamiento. 2. Sea efectuado por un encargado del tratamiento, con independencia de su ubicación, a nombre de un titular de banco de datos personales establecido en territorio peruano o de quien sea el responsable del tratamiento. 3. El titular del banco de datos personales o quien resulte responsable del tratamiento no esté establecido en territorio peruano, pero le resulte aplicable la legislación peruana, por disposición contractual o del derecho internacional; y 4. El titular del banco de datos personales o quien resulte responsable no esté establecido en territorio peruano, pero utilice medios situados en dicho territorio, salvo que tales medios se utilicen únicamente con fines de tránsito que no impliquen un tratamiento. Para estos efectos, el responsable deberá proveer los medios que resulten necesarios para el efectivo cumplimiento de las obligaciones que imponen la Ley y el presente reglamento y designará un representante o implementará los mecanismos suficientes para estar en posibilidades de cumplir de manera efectiva, en territorio peruano, con las obligaciones que impone la legislación peruana. Cuando el titular del banco de datos personales o quien resulte el responsable del tratamiento no se encuentre establecido en territorio peruano, pero el encargado del tratamiento lo esté, a este último le serán aplicables las  disposiciones relativas a las medidas de seguridad contenidas en el presente reglamento (. .. )”.
Conforme con lo establecido por el numeral 5 del artículo 28 de la LPDP, “el responsable del tratamiento debe almacenar los datos personales de manera que se posibilite el ejercicio de los derechos de su titular”.
Conforme con lo establecido por el numeral 13.1 del artículo 13 de la LPDP, “el tratamiento de datos personales debe realizarse con pleno respeto de los derechos fundamentales de sus titulares y de los derechos que la LPDP les confiere. Igual regla rige para su utilización por terceros”. Con el tratamiento de datos personales realizado por la reclamada no sólo se ha afectado la privacidad del reclamante, sino también se ha vulnerado el ejercicio de sus derechos de cancelación y oposición reconocidos por el Título 111 de la LPDP.

 

El SPAM en el Perú – LEY N° 28493

El SPAM en el Perú
Luego de un poco de tiempo alejado del computador y por cosas propias de mi trabajo hace poco me topé con un problema, y es que en la institución en donde laboro suelo a menudo enviar correos masivos, pero últimamente tuve un problema ya que dichos correos eran detectados como SPAM, y es por eso que he dedicado el día de hoy a abordar este problema, el SPAM en el Perú, su regulación jurídica  en nuestra legislación.



LA LEY ANTI-SPAM PERUANA – LEY N° 28493

Formalmente se le signó la siguiente denominación: Ley que regula el uso del correo electrónico comercial no solicitado (SPAM), esta ley cuyo objeto está expresado en su Art. N° 1 señala a la letra: “La presente ley regula el envío de comunicaciones comerciales publicitarias o promocionales no solicitadas, realizadas por correo electrónico, sin perjuicio de la aplicación de las disposiciones vigentes en materia comercial sobre publicidad y protección al consumidor.” Es decir está destinada a evitar que se nos replete la bandeja de correos electrónicos de correos que no fueron solicitados, en su mayoría de tipo publicitario-comercial.

 

¿Cuáles son mis derechos como usuario o receptor?

 

 
Esto es algo debatible ya que la ley menciona textualemnte derechos del usuario, más no derechos del receptor (lo que sería lo más correcto), lo que hace que el cuestionamiento nazca por si solo ¿se puede ser usuario de algo que no se ha solicitado?. Dejando constancia de esta corrección, la ley menciona que aquellas personas que recepcionan correos no deseados en sus bandejas de entrada (inbox) tienen los siguientes derechos:

 

  • Rechazar o no la recepción de correos electrónicos comerciales.
  • Revocar la autorización de recepción, salvo cuando dicha autorización sea una condición esencial para la provisión del servicio de correo electrónico.
  • Que su proveedor de servicio de correo electrónico cuente con sistemas o programas que filtren los correos electrónicos no solicitados.
Estos tres puntos que menciona la ley básicamente endilgan la facultad al receptor  de poder detener el envío de estos mensajes y que nunca fueron autorizados.
¿Cuándo se considera ilegal un correo electrónico?

 

 
Para que un correo electrónico sea considerado ilegal en el territorio peruano

 

a) Cuando no cumpla con alguno de los requisitos establecidos en el artículo 5°
de la presente ley.
b) Contenga nombre falso o información falsa que se oriente a no identificar a
la persona natural o jurídica que transmite el mensaje.
c) Contenga información falsa o engañosa en el campo del “asunto” (o subject),
que no coincida con el contenido del mensaje.
d) Se envíe o transmita a un receptor que haya formulado el pedido para que no se envíe dicha publicidad, luego del plazo de dos (2) días.

El Phishing en el Perú

 

el phishing en el peru delito informatico
En esta oportunidad hablaremos del phishing, que a consideración mía es el padre de los delitos informáticos, ya que es algo  bastante conocido por todos ( o al menos para mi lo es). Como ya todos estamos al tanto y el avance de los conocimientos en informática así como el crecimiento del desarrollo web mal utilizado se refleja en delitos como este en donde la combinación de desarrollo web y el arte de clonar o diseñar una web se conjugan para la comisión de delitos.
Bueno, entonces ¿qué es el phishing?, esta palabra deriva de su locución en inglés cuya pronunciación es “fishing“, que significa pesca, es justamente lo que realiza el ciber-delincuente  con este tipo de delito informático, pues lanza un anzuelo (pagina web falsa o clonada) a la espera de poder captar alguna persona descuidada que ingrese sus datos en la pagina web clonada o fraudulenta para posteriormente explotar los datos ingresados por ejemplo el de tarjetas de créditos o usuarios y contraseñas que le permitan acceder a algun tipo de información valorada.
El pishing en la mayoría de casos opera de la siguiente forma: se envía un correo electrónico a la victima, argumentando que se necesita su información de acceso para actualizar datos o para hacer efectivo algún tipo de premio, por supuesto todo ello es falso, obviamente el correo tiene un diseño muy profesional, muy similar a los correos que remite regularmente nuestra entidad bancaria o empresa y siempre signando el nombre del Gerente general o de algún representante de la institución.
ejemplo de pishing del banco bcp del peru
EL PHISHING EN EL CÓDIGO PENAL PERUANO
 
Para efectos de hablar de phishing específicamente nuestro código penal peruano no acoge la figura del delito informático como tal, pues no establece una definición genérica del mismo, más bien lo conceptualiza de una forma típica como: Las conductas típicas, antijurídicas y culpables, en que se tienen a las computadoras como instrumento o fin.
  • Artículo 207-A.- Delito Informático – Código Penal Peruano
El que utiliza o ingresa indebidamente a una base de datos, sistema o red de computadoras o cualquier parte de la misma, para diseñar, ejecutar o alterar un esquema u otro similar, o para interferir, interceptar, acceder o copiar información en tránsito o contenida en una base de datos, será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de dos años o con prestación de servicios comunitarios de cincuenta y dos a ciento cuatro jornadas.
Si el agente actuó con el fin de obtener un beneficio económico, será reprimido con pena privativa de libertad no mayor de tres años o con prestación de servicios comunitarios no menor de ciento cuatro jornadas.

Entonces el phishing puede ser considerado un delito informático impropio lo que el Dr. Rafael Changaray Segura menciona que “son aquellos delitos que no se encuentran comprendidos dentro de los alcances de los artículos 207-A, 207-B y 207-C. del Código Penal, pero que implica la utilización de medios informáticos para su comisión“.

Para citar este artículo en formato APA: 

LEGUA HERRERA, Pablo Alejandro. (31 de Octubre del 2016). El Phishing en el Perú . Recuperado de //www.pablolegua.com/2016/10/phishing-peru.html

Enlaces recomendados por el autor:
  • DEL CASTILLO VIDAL, Raúl, DIAPOSITIVAS – PREVENCION DELITOS INFORMATICOS Y COMETIDOS A TRAVÉS DE LA TECNOLOGIA (04-08-2011) Descargar

El delito de sabotaje informático en el Perú

El sabotaje informático (en inglés computer sabotage) entendido como delito informático es toda acción deliberada  desde un computador o sistema destinado a debilitar a otro mediante la subversión, la obstrucción, la interrupción o la destrucción de material. En definitiva el término sabotaje informático comprende todas aquellas conductas dirigidas a eliminar o modificar funciones o datos en una computadora sin autorización, para obstaculizar su correcto funcionamiento  es decir causar daños en el hardware o en el software de un sistema. Los métodos utilizados para causar destrozos en los sistemas informáticos son de índole muy variada y han ido evolucionando hacia técnicas cada vez más sofisticadas y de difícil detección.